Incoherencia.

Echo de menos la sensación de ser un extranjero en Argel, de disparar a un tipo en la playa, un día de calor y cefalea, y llegar a sentir pena por no sentirla en absoluto. La desesperación de la apatía, sí, a eso me refiero. Sigue leyendo

Anuncios